Banca

Cuenta de ahorros y Cuenta Corriente – Diferencias y Aspectos

Diferencia entre cuenta de ahorros y corriente

el hecho de tomar la iniciativa a aperturar una cuenta bancaria hoy en día es vital importancia, la misma sociedad especialmente el campo laboral exige que sus trabajadores gocen de los servicios de una cuenta bancaria, esta figura facilita en gran manera el manejo del dinero, los pagos y la adquisición de bienes y servicios.

existen varios tipos de cuentas bancarias, entre las más conocidas están la cuenta de ahorro y la cuenta corriente, aunque ambas están destinadas al mismo fin, que es el manejo de activos, gozan de diferencias en su composición y servicios disponibles, además de los mecanismos que el banco facilita a su cliente para manejar el dinero.

¿Que es una cuenta de ahorro?

Este tipo de cuenta suele ser primario u otorgado a clientes que no tienen experiencia manejando cuentas bancarias, tienen un límite reducido de manejo de dinero diario y está destinado como su nombre lo indica a ahorrar activos.

este tipo de cuenta tiene la particularidad de generar ingresos a través de intereses pagados por el banco, en razón de tener su dinero depositado en este tipo de cuenta.

El cliente podrá tener acceso a su dinero a través de una tarjeta de débito, retiros manuales en el banco, existen diversos modelos de cuenta de ahorro, algunas tienen trámites simplificados para su apertura. 

Todo dependerá del banco y las ofertas o servicios que quieran adherir a la cuenta, este servicio puede contener beneficios si se usa en el pago de un bien adquirido, o la automatización de transferencia en caso de poseer otro tipo de cuenta, como depósitos pequeños para ser ahorrados sin que el cliente toque la cuenta hasta determinada fecha, esta estrategia es muy útil para algunos usuarios que desean ahorrar dinero, apartando un porcentaje pequeño de su sueldo cada mes hasta llegar una fecha determinada.

¿Qué es una cuenta corriente?

La principal diferencia que hace contraste con la cuenta de ahorro, es el manejo del dinero a través de una chequera, esta herramienta o documento financiero es único para este tipo de cuenta. 

Además existe una marcada diferencia en los trámites de apertura que, suelen ser más complejos que los presentados al momento de abrir la cuenta de ahorro, la cuenta corriente no posee ingresos por intereses sobre captación de capitales, por lo que no es la mejor herramienta para ahorrar de forma pasiva a diferencia de la cuenta de ahorros. 

Sin embargo se considera una cuenta ideal para recibir pagos por parte de la actividad laboral del cliente, ya que los límites para mover activos son mayores a los de la cuenta de ahorro, al igual que la cuenta de ahorro, el cliente puede retirar su dinero en cualquier momento, haciendo uso de su chequera, una tarjeta de débito o la adquisición de una tarjeta de crédito ligada a esta cuenta. 

Además, la cuenta corriente puede poseer varios servicios financieros, cuyo alcance puede ser mayor a los beneficios contenidos en la cuenta de ahorro, puesto que se considera un tipo de cuenta destinado a manejar cantidades más grandes de dinero, todo dependerá de las políticas internas del banco donde el usuario apertura su cuenta y ejerce su movimiento financiero. 

Diferencias entre la cuenta de ahorro y la cuenta corriente

La cuenta de ahorro puede servir de herramienta para guardar dinero, mientras que la corriente no tanto.

La cuenta corriente se maneja con chequera, mientras que la cuenta de ahorro tiene otras formas de manejar el dinero.

Ambas cuentas tienen beneficios financieros, más estos pueden variar dependiendo de los criterios del banco, la cuenta corriente tenderá a tener más libertad.

La cuenta corriente esta destinada a realizar operaciones más grandes en el ambito financiero que la de ahorro.